Esta casa tiene dos ingresos, uno desde la gran escalera que distribuye a todos los sectores y otro auxiliar, al lado del parrillero, que da a una escalera con la que se llega a la cochera.

Pensada para una pareja y hasta dos hijos, con 76 m2 más los decks, cuenta con una confortable cocina, un comedor y living muy amplios, un elegante baño y un dormitorio con bow-window, de singular calidez.

La iluminación, el mobiliario, los cortinados y el dibujo que muestran los techos, hacen de este lugar, algo único.